Historia de la Cofradía

Según consta en las antiguas Ordenanzas de la Cofradía de 1609, las cuales están depositadas en el Archivo Diocesano de Cáceres, figura inscrita en el año del Señor de 1.464 la Cofradía de la Misericordia. Incardinada en la Parroquia de Santiago de Cáceres, tenia como objeto, dedicarse a obras de Caridad y Misericordia, debiendo, entre otras, dar cristiana sepultura a los pobres e indigentes, y teniendo que asistir, junto con la Cofradía de la Paz y la Caridad, a las ejecuciones de los reos y atender a su inhumación, exequias y sufragios.

Acompañaban al reo, desde la cárcel hasta el patíbulo, iniciando la comitiva un Crucifijo (el Cristo de los Milagros, aún propiedad de la Cofradía) acompañado por dos cofrades con hachas encendidas, para seguir con el condenado y los justicias, junto con los cofrades, y tras pedir autorización para recoger los restos mortales del ajusticiado (que salvo que el reo fuese reducido a cuartos o hubiera sido condenado a permanecer en la picota les era concedido), realizar la inhumación, honras fúnebres y sufragios. Previamente los cofrades habían salido por caminos, calles y plazas pidiendo limosna con el fin de atender los gastos de sepultura, mortaja y exequias.

La Cofradía tenia como titular a la Virgen Madre de Dios, en su advocación de Nuestra Señora de la Misericordia, y festejaba su fiesta el 8 de Diciembre, celebrando misa cantada, en el altar donde la cofradía tiene su imagen titular, que era la capilla que pertenecía a los condes de Cabezalbo, la que actualmente ocupa Jesús Nazareno.

El día anterior a la fiesta, esto es, el 7 de Diciembre, después de la misa, que se aplicaba por los cofrades vivos y difuntos, se debía de reunir el cabildo para elegir al mayordomo y los alcaldes para el servicio de la cofradía durante el próximo año.

Imagen de Jesús Nazareno

Hasta las Ordenanzas de 1609, prácticamente no se conoce nada de la Cofradía, por no existir documentación, salvo lo conocido a través del Libro de Acuerdos de la Cofradía, abierto en el año de 1599; libro que, por los años 1950 adquirió en un rastro y lo donó a la Cofradía D. Tomás Pulido, a la sazón directivo de la Cofradía. Durante los años anteriores, la Cofradía languidecía lentamente, limitándose solamente a cumplir con los enterramientos de los cofrades y celebrar su Fiesta el día de la Purísima. Así vemos como, con motivo de la visita pastoral del nuevo Obispo Diocesano, D. Pedro García de Galarza, celebrada en la Iglesia Parroquial de Santiago el Mayor, donde estaba ubicada la Cofradía de la Misericordia, y por mandato de Su Señoría, se encarga al escultor Tomás de la Huerta, por un importe de 300 reales, una talla de Jesús con la Cruz a cuestas, para la procesión de los nazarenos que se saca en la Semana Santa. En ese año de 1609, la Cofradía de la Misericordia estrena la imagen del Nazareno y se hizo una procesión extraordinaria, de acuerdo con la sesión de 8 de marzo. El estandarte de la Cofradía, le llevaría un caballero; las andas de Nª Sra. de la Misericordia cuatro diputados, cuatro hombres que se elegirían, llevarian las andas del Nazareno y más imágenes que se hicieren. La primera salida procesional de la nueva imagen, fue el día 12 de Abril de 1609, llevando el pendón de la Cofradía el caballero D. Gabriel de Saavedra, para regir la procesión se designó a D. Juan de Carvajal y a D. Pedro Rol de Ovando, alférez perpetuo de la villa.

El hábito consistía en una túnica morada para los hermanos de carga, ceñida con un cíngulo de esparto. En la actualidad, el cíngulo de esparto ha sido sustituido por cordones de lana amarilla, uno al cuello y otro a la cintura, conservando la túnica morada.

Con la aprobación de las nuevas Ordenanzas de 1609, por el Obispo de la Diócesis, D. Pedro García de Galarza, se denomina desde entonces Cofradía de Nuestra Señora de la Misericordia y Jesús Nazareno. Estas Ordenanzas, están depositadas en el Archivo Diocesano, en el Palacio Episcopal de Cáceres y son las más antiguas conocidas de la Cofradía.

En el año de 1775, se adquiere en los talleres sevillanos de Pedro Barrés, para la imagen de Jesús Nazareno, una cruz de pinabete, forrada de carey y rematada en plata en las aristas y con cuatro azucenas de plata en las puntas.

Capilla del Nazareno

Motivado por la gran afluencia de fieles devotos de la imagen de Jesús Nazareno, se ve la necesidad de ampliar la capilla de la Virgen y construir una capilla para su imagen, a expensas del pueblo de Cáceres, "la Santísima Ymagen de Jhesús Nazareno, sita en la parrochial del Señor Santhiago desta villa a espensas de la devoción deste pueblo y a instancias de un corazón devoto que con esta cofradía logró su deseo por medio de sus limosnas, de todo lo qual corrió a cuenta de dicho commisionado, dando principio el día once de junio de mil setecientos ochenta y cuatro".

La capilla queda concluida el 15 de Julio de 1786 siendo Mayordomo D. José Paredes. Queda instalada la imagen del Señor en la nueva capilla en un camarín al fondo y en ese mismo año, en sesión del 20 de Mayo, se acuerda solicitar licencia para dar entrada a este camarín por la capilla de las Animas, propiedad de los Guzmanes, licencia que fue concedida por D. Gonzalo María de Ulloa y Lugo, según consta en el Archivo Diocesano de Cáceres, Parroquia de Santiago. Escrituras y otros.

Como consecuencia de las obras de restauración del templo, ordenadas por la Dirección General de la Vivienda en el año 1978, da comienzo el derribo de las capillas de los titulares de la Cofradía, la de Jesús Nazareno y la de Nuestra Señora de la Misericordia. La pequeña capilla de la Virgen desaparece del todo, y la capilla de Jesús Nazareno, queda acortada en sus dimensiones, aunque permanece la artística verja de hierro que se colocó en el período de la mayordomía de D. Santos Floriano, en el año 1950. La capilla de Jesús Nazareno, ha tenido a lo largo de su historia, tres artísticas verjas: la primera de ellas, de madera (actualmente está cerrando el baptisterio de la iglesia de San Juan); la segunda una verja decimonónica de hierro (cerrando el baptisterio de la iglesia, donde se encuentra el Calvario), y la tercera es la que actualmente tiene, que hace juego con la que separa el presbiterio del crucero de la iglesia. En la actualidad, y en una hornacina existente en la capilla de Jesús Nazareno, se haya colocada la cruz de plata que remataba la antigua verja de madera, montada en una artística peana de madera. Durante el período de reforma y obras en la iglesia de Santiago, las imágenes titulares estuvieron al culto en la Ermita de la Paz, ubicada en la Plaza Mayor. 

Fiesta Principal

En el año VI del Pontificado del Papa PIO VII, y fechado en Roma el día 24 de Enero de 1806, el citado Sumo Pontífice, edita un Breve para perpetua memoria, mediante el cual y en el caso de que no cayera en domingo el día de la Fiesta Principal de la Cofradía, esta puede pasar y celebrar así la fiesta de la Exaltación de la Cruz al domingo siguiente.

El Breve dice lo siguiente:

PIO Papa VII PARA PERPETUA MEMORIA = Deseando promover llenos de piadosa caridad con los celestiales tesoros de la Iglesia, la religión de los fieles y la salvación de las almas, concedemos misericordiosamente en el Señor indulgencia y remisión de todos sus pecados a todos y cada uno de los hermanos y hermanas de la Cofradía titulada de Jesús Nazareno, erigida canónicamente, como se ha demostrado, en la Iglesia Parroquial de Santiago de la Ciudad de Cáceres, diócesis de Coria, y a todos los demás fieles de Cristo, hombre y mujeres, verdaderamente arrepentidos y confesados y fortalecidos con la Santa Comunión que visitaren devotamente la Iglesia predicha en un día del año designado por el Ordinario, desde las primeras vísperas hasta la puesta del sol del día señalado todos los años, y, allí rogaren a Dios por la concordia de los príncipes cristianos, extirpación de las herejías y exaltación de la Santa Madre Iglesia. = Además, a los mismos hermanos y hermanas y a todos los demás fieles de Cristo, de uno y otro sexo que igualmente arrepentidos, confesados y comulgados, asistieren piadosamente por algún espacio de tiempo a la Exposición del Santísimo Sacramento de la Eucaristía, que con licencia del Ordinario ha de hacerse en la misma Iglesia en los nueve días continuos que inmediatamente procedan a dicho día, concedemos de igual modo indulgencia plenaria y remisión de todos sus pecados en uno sólo de estos nueve días, que cada uno elegirá a su arbitrio. = En los otros ocho días mencionados, concederemos siete años y siete cuarentenas. = Además, a todos los fieles predichos que al menos contritos visitaren esta Iglesia en cualquier día del año y oraren en la forma preceptuada, concedemos doscientos días de indulgencia, o les perdonamos de cualquier otro modo las penitencias en la forma acostumbrada por la Iglesia. = No constando nada en contrario. = La presente valdrá para los tiempos futuros. = Dado en Roma, junto a Santa María la Mayor, bajo el anillo del Pescador, el día 24 de Enero de 1806. Año VI de nuestro Pontificado.

Dicho Breve, debidamente enmarcado, está ubicado, junto a otras Bulas e Indulgencias, en la Sacristía de la Iglesia Parroquial. Por todo ello, la Cofradía celebra el Novenario de Nuestro Padre Jesús Nazareno en los días de la Exaltación de la Cruz y continua con la tradición de la Mesa de Ofrendas y la Misa por los difuntos de la Cofradía al día siguiente a la celebración de la Fiesta Principal.

Después de varios requerimientos a la Cofradía por parte de la Real Audiencia de Extremadura, la cual manifestaba que todas las cofradías que no tuviesen sus Ordenanzas aprobadas por S.M. el Rey, no se darían por constituidas, y se otorgaría la antigüedad de acuerdo con su fecha de aprobación; se registran en dicho Tribunal unas nuevas Ordenanzas, que son aprobadas por S.M. el Rey D. Fernando VII en el año de 1829, dando así el título de Real Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de la Misericordia, para pasar a la denominación de Pontificia y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Misericordia, debido al privilegio del Breve Pontificio y las Bulas Promulgadas a favor de la Cofradía.

En las Reales Ordenanzas de 1829, que reforman ligeramente las del año 1464, se señalan los cultos a celebrar por la Cofradía y que eran los siguientes: Una fiesta principal a Nuestra Señora de la Misericordia "que se hará el 8 de Diciembre de cada año con misa cantada con Diáconos órgano y sermón y vísperas con órgano". A continuación consigna: "que el día 14 de Septiembre de cada año, se celebre fiesta a la Santísima Imagen de Jesús Nazareno con misa con diáconos y sermón y asimismo que el día después de la fiesta a Nuestra Señora, se diga misa cantada con su responso por los hermanos vivos y difuntos, si tiene cabimiento..."

En la reunión del Cabildo de la Cofradía celebrado el día 7 de Diciembre de 1860 y dado que cada vez es mayor el número de devotos que acuden a los actos del Novenario de Nuestro Padre Jesús Nazareno, se acuerda trasladar la imagen al altar mayor de la parroquia para la celebración de los cultos anuales. Hay que hacer constar, que los Cabildos de la Cofradía se celebraban el día de su fiesta principal, esto es, el día 7 de Diciembre y siempre en la sacristía de la Iglesia o en la capilla de Jesús.


Procesiones de Semana Santa

La procesión que organiza esta Cofradía ha sufrido diversas modificaciones. En los primeros años, en la tarde del Jueves Santo desfilaba la Virgen de la Misericordia. Después se adquirió una imagen de Jesús con la Cruz a cuestas, no el actual.

Desde 1609 la procesión se celebra con los dos titulares de la Cofradía, saliendo el Viernes Santo al despuntar el alba; se organizaba la procesión, a la que concurrían todos los cofrades con túnicas moradas ceñidas con cordones de esparto y cruces sobre los hombros, acompañando a la imagen de Cristo con la cruz a cuestas, y a la de Nuestra Señora, en cuya forma visitaban los Sagrarios de las demás parroquias. Hubo unos años en que esta procesión se trasladó al Miércoles Santo, saliendo después de la hora de tinieblas, pero la Cofradía en sesión de 10 de Enero de 1847, acuerda que vuelva a celebrarse el Viernes Santo y ya no vuelve a tener variación. Después se le incorpora la Santa Mujer Verónica hasta el año 1858; desde 1859 se aumenta el desfile procesional con los pasos de la Magdalena y San Juan. Por esa época, después de rezar los Salmos con todos los cofrades dentro del templo, se organiza la procesión para visitar todos los Sagrarios de las demás parroquias, tomando el itinerario hacia San Juan, donde después de rezar ante el Sagrario y cantar otros Salmos, se continua hacia San Mateo, haciendo la misma operación y pasando a la Parroquia de Santa María la Mayor, para terminar en Santiago de los Caballeros, donde una vez los hermanos han colocado las imágenes en sus lugares, se entona el canto del Miserere y termina la procesión.

Con la excepción de la imagen de Jesús, ninguna de las otras citadas son las que figuran en las procesiones actuales. De la primitiva imagen de Nuestra Señora de la Misericordia, nada se ha podido averiguar hasta el momento.

En el siglo XX, y después de la mayordomía de D. Antonio Quirós Díez que duró desde 1880 hasta 1900, ocupó el cargo muy brevemente D. Nicolás Carvajal, y desde 1901 a 1915, hay un período de interinidad en la que se encargan de la Cofradía los Coadjutores de la Parroquia, pues prácticamente no hay más que dos cargos: Director Espiritual y el Mayordomo que se preocupan de organizar respectivamente el Novenario y la procesión del Viernes Santo. Sin embargo en 1904, durante el breve período de la Mayordomía de D. Nicolás Carvajal, se adquiere el actual paso de María Magdalena; en 1.913 Dª Trinidad Cotrina, vda. de Higuero, regala a la Cofradía el de la Verónica y en 1914 se incorpora a la procesión el paso de Nuestra Señora de las Angustias, adquirido en una exposición de arte religioso en Madrid por el Rvdo. Sr. D. Santiago Gaspar Gil, siendo ecónomo de la Parroquia de Santiago y donado a la Cofradía.

En 1916 se hace cargo de la mayordomía de la Cofradía, D. León Leal Ramos y es entonces cuando comienza a resurgir como tal Cofradía. En su tiempo se aprueban unas nuevas ordenanzas y se empiezan a intensificar los cultos, pero su mandato sólo dura tres años y en 1920, siendo párroco y Director Espiritual D. Lorenzo López Cruz, se hace cargo de la Cofradía D. Julián Murillo Iglesias que habría de permanecer en la Mayordomía más de 25 años. En su tiempo toma la Cofradía gran auge. La Junta que él preside, reforma la Capilla de Jesús e inicia la de la Virgen de la Misericordia; durante su gestión se adquieren los pasos de la nueva imagen de la Virgen de la Misericordia y del Calvario; establece la procesión DEL SILENCIO y se da mayor esplendor a las procesiones, renovando su espíritu penitencial e iniciándose la presencia de hermanos de escolta, encapuchados portando cirios, y por fin se establece en 1940 el Besapié anual, debido a la iniciativa del entonces prelado de la Diócesis Dr. Cavero y Tormos.

D. Santos Floriano Cumbreño, accede a la Mayordomía de la Cofradía en 1946 y permanece al frente de la misma, hasta su muerte en 1976, sucediéndole en el cargo, su yerno D. Germán González Rodriguez, que cesó en 1996. Durante todo este período de tiempo (1946-1996), ha sido Secretario de la Cofradía, D. Juan Ramón Marchena Pérez, por lo que la Junta de Gobierno de la Cofradía, casi no ha variado y ha sido en la práctica, una continuidad.

Bajo el mandato de D. Santos Floriano, se toma como emblema de la Cofradía, la Cruz de Santiago, se adquieren las andas procesionales de Jesús Nazareno, las del Cristo de las Indulgencias y la Cruz de Guía. También se adquieren en este período, los pasos de: La Caída y Exaltación de la Cruz.

Durante la mayordomía de D. Germán Rodriguez, se adquiere para la imagen de Ntro. P. Jesús Nazareno, una rica túnica de terciopelo bordada en oro, por religiosas sevillanas, estrenada en el Novenario de 1.994 y que se le pone para el Besapié y la Novena.

La primera fotografía que se efectuó a la imagen de Jesús Nazareno, fue realizada en 1861 por el Conde de Lipa, entonces fotógrafo de la Casa Real, en una de sus visitas a la ciudad de Cáceres. Es una foto en la que Jesús Nazareno, está a la puerta Oeste de la iglesia Parroquial de Santiago de los Caballeros, con una corona de espinas natural, túnica bordada sin cíngulo, y subido en una peana, que actualmente existe aunque algo deteriorada por el paso de los años.

En el mes de Diciembre del año 1996, y en la Junta General Extraordinaria, convocada al efecto, es nombrado por la misma, nuevo Mayordomo. El cargo recae en la persona de D. César García González.

Al comienzo del mandato del nuevo Mayordomo, se adquiere en arrendamiento un local en la plaza de Santiago, para Casa de Hermandad de la Cofradía, que es bendecida por el Obispo de la Diócesis el día 4 de Marzo de 1997, donde además de servir de sede, estando allí instalados los servicios de Secretaría y Tesorería, se tienen las reuniones de la Junta de Gobierno y un pequeño almacén para diversos enseres, como ropas, faroles, y documentación varia.

Con esta nueva Junta de Gobierno, se adquieren en los talleres sevillanos de Orfebrería Andaluza, y para el paso procesional de Jesús Nazareno, unos faroles de alpaca plateada; unas varas de palio para el paso de la Virgen de la Misericordia, de los mismos talleres sevillanos y una nuevas andas procesionales de hierro forradas de madera. También para el paso de la Virgen, se adquiere un nuevo manto en terciopelo negro, bordado en oro y se confeccionan, por una Hermana de la Cofradía, el techo del palio y las bambalinas.

A la Virgen le regalan dos mantos, uno para diario y otro para el Quinario y otras fiestas, ambos en terciopelo negro con agraman y puntilla, y a Jesús Nazareno le obsequian con una túnica nueva para procesión.

Durante la Novena del año 2000, concretamente el día 14, fiesta de la Exaltación de la Cruz, y previa petición de la Cofradía, el Obispo diocesano, en su visita al templo parroquial y presidiendo la Eucaristía, nos comunicó, públicamente, que el domingo siguiente día 17 y en la ceremonia de la Fiesta Principal, nos concedía el privilegio de poder obtener el Jubileo y las indulgencias concedidas al mismo, a todos los asistentes a citado acto, dado que concurre tal cantidad de fieles, que abarrotan por completo el templo.

Con fecha 26 de Febrero del año 2001, recién cumplidos 83 años, fallece el Hermano de Honor y antiguo Secretario de la Cofradía, D. Juan Ramón Marchena Pérez. A los funerales, celebrados por expreso deseo de su viuda y toda la Junta de Gobierno de la Cofradía en la Iglesia Parroquial de Santiago de los Caballeros, asiste gran cantidad de público, tanto Hermanos de la Cofradía, de otras Cofradías y particulares, debido a lo conocido que era su persona en la ciudad. La Misa de la Cofradía, que se celebró el día 7 de Marzo, tuvo que decirse en el Altar Mayor, debido a la gran cantidad de público asistente, en vez de la capilla de Jesús Nazareno, tal y como está estipulado en los Estatutos de la Cofradía.

En la Junta General de Hermanos del año 2001, fueron aprobados los nuevos Estatutos, que reforman ligeramente los del año 1997, acordándose, entre otros asuntos, el nuevo distintivo de la Cofradia.

Durante la mayordomía de D. César García se acomete la adquisición de una nave en el Polígono Ganadero de Cáceres que sirve desde entonces como almacén para las andas y enseres de a Cofradía, así como para local de ensayo de las banda de Cornetas y Tambores del Nazareno y tras la disolución de ésta, para la Agrupación Musical virgen de la Misericordia creada en 2016.